Archivo de la etiqueta: cronologia

Cronología de los acontecimientos

EMILIO J.JIMÉNEZ/ ANA GARCÍA

En la llamada “Revolución de los Jazmines” podemos seguir la siguiente cronología de acontecimientos:El 17 de diciembre de 2010 la policía tunecina requisa el carro de hortalizas que Mohamed Bouazizi emplea para ganarse lavida. Delito: no tener licencia. El joven, con estudios superiores y en desempleo, no aguanta más las represiones administrativas a las que se ven sometidos cientos de jóvenes preparados como él, de modo que decide inmolarse como protesta y resulta gravemente herido. Este se convierte en el detonante de las revueltas posteriores. Al día siguiente,se inician las revueltas y seextienden rápidamente por todo el país.

Los días 24 y 25 de diciembre se suceden violentos acontecimientos entre los quedestacan el ataque a un cuartelde la Guardia Nacional tunecina en el pueblo de Bouzayane. Los disturbiosprovocan la muerte de dos militares.

Además  HoucineNeji, de 24 años, muere electrocutado en un poste eléctrico. Su proclama: fin de la miseria y desempleo del pueblo tunecino. Frente alayuntamiento miles de personas son espectadores del suicidio. Las tensiones se incrementan y radicalizan.

Tres días despues, la gravedad  de los acontecimientos obligan al presidente ZineEl Abidine Ben Alí, a la visita del joven quemado a lo Bonzo. La presión a la que se ve sometdio el presidente lo obliga a destituir a parte del Gobierno como respuesta a las manifestaciones ciudadanas. La noticia no penetra en el pueblo tunecino. El cansancio y los años de promesas han fortalecido a un pueblo que no aguanta más.www.es.amnesty.org 4 de enero de 2011: Las graves quemaduras de Mohamed Bouazizi ponen fin a su vida. El Gobierno censura los medios de comunicación. Correos electrónicos y redes sociales son bloqueados. Amnistía Internacional condena la represión de las autoridades tunecinas ante las manifestaciones y protestas populares. Manifiesta que que los tunecinos deben poder expresarse sin que el gobierno tome represalias.
La Unión Europea pide a las autoridades tunecinas mesura en el empleo de la fuerza así como el levantamiento de la censura a la actualidad informativa, mediante la liberación de los periodistas detenidos. La ONU se pronuncia solicitando respeto a la libertad de expresión.
Es en este momento cuando se instala el toque de queda en Túnez, y las protestas se recrudecen.
12 de enero: Se desaconseja el viaje a Túnez por parte del Gobierno español.
13 de enero: La policía carga contra profesores y estudiantes en una manifestación en Habib Burguiba. Muere a tiros uno de los asistentes. La oposición denuncia más de 60 muertos.
El 14 de enero tiene lugar una de las más multitudinarias manifestaciones llevadas a cabo por el pueblo tunecino bajo la consigna  “O te vas, o nos matas”. El presidente destituye al Gobierno en pleno y anuncia elecciones anticipadas para dentro de seis meses. Ben Alí huye del país, se refugia en Arabia Saudí tras 23 años de poder despótico sobre el pueblo tunecino. Mohamed Ghanuchi, asume la presidencia. Se decreta el Estado de excepción.
Refugiado el presidente en Arabia Saudí he impuesto el Estado de excepción, el pueblo tunecino exige que Ben Alí y su esposa, Leila Trabelsi, denominada de manera despectiva como la peluquera, se sienten en el banquillo y se enfrenten a los delitos por expolio nacional. Los cables diplomáticos filtrados por la mediática Wikileaks darían constancia de ello.
Sin embargo, según la agencia EFE, el descontento popular y las protestas contra el primer ministro y la cúpula de RCD hacen que Ghannouchi tenga que presentar su renuncia, el 27 de febrero. Nombran ese mismo día a un ministro retirado de 84 años de edad primer ministro, medida que provoca nuevas protestas ya que el nombramiento no se hizo consultando con la oposición de Túnez ni con el movimiento de protesta.
Por otro lado, la agencia de noticias africana afrol News denuncia que mientras tienen lugar las revueltas en el norte de África,  el presidente de la Unión Africana Teodoro Obiang  no se pronuncia al respecto, e incluso prohíbe que se informe sobre ello en Guinea Ecuatorial para evitar que las revueltas se contagien al resto de países africanos.
Esto ocurre mientras que en toda Europa los altercados en el mundo musulmán están siendo portada diaria de todos los grandes medios de comunicación europeos, los cuales siguen con todo detalle el hilo de los acontecimientos.
El 9 de marzo la Justicia tunecina ordena la disolución definitiva del RCD, partido de Ben Alí y la liquidación de sus bienes y fondos.
Se pone así fin a la “Revolución de los Jazmines”.

¿Qué ha pasado en Egipto en enero de 2011?

MILA ESCALERA/CARMEN DEL OLMO

El 25 de Enero, conocido como el famoso ‘día de la Ira’, se llevaron a cabo las protestas en diferentes ciudades como El Cairo, Alejandría, Suez e Ismailia. La red social Twitter fue cerrada por el gobierno y Hosni Mubarak culpó a los hermanos musulmanes por encontrarse detrás de las revueltas. Desde la Intifada del Pan del año 1977, Egipto no conoce mayores manifestaciones.

El gobierno egipcio fue el primero que cortó el acceso a Internet por completo, llevando a cabo medidas para bloquear y controlar las webs, y censuró desde el primer día la mayoría de los medios de comunicación.

La violencia aumentaba con el paso de los días y hasta llegaban a incendiar edificios del gobierno.

Ya el día 27 de Enero a la 1:00 horas de la madrugada, la conexión a Internet fue desconectada en Suez, y los ciudadanos egipcios se preparaban para el llamado ‘viernes de la Ira’ que se celebraría el 28 de Enero.

Este ‘viernes de la Ira’ fue organizado por el mismo grupo de Facebook que organizó las protestas del día 25. Este día estaría programado con una manifestación en la que se requería la participación de un millón de manifestantes para la ‘Marcha de un millón de hombres’. Mohamed Elbaradei, el candidato potencial en sustitución de Mubarak, se unió a las manifestaciones y lideró las protestas en Giza. Mientras tanto, el gobierno egipcio seguía con sus bloqueos de Internet aunque algunas personas podían comunicarse mediante softwares alternativos. Esta misma noche del día 27 de Enero bloquearon los servicios de telefonía móvil. Al menos, fallecieron 29 personas en El Cairo y Suez.

El 29 de Enero, las revueltas continuaban y muchos de los manifestantes gritaban “Abajo Mubarak”. Alrededor de 50.000 personas se reunieron en la Plaza de la Liberación y se realizaron más protestas en Egipto. La moral de los manifestantes cada vez era más alta y veían cerca el fin de Mubarak en la presidencia. Según Reuters, la cifra de fallecidos ascendía a 100.

 

Cronología de los hechos fundamentales en Libia

BÁRBARA SERRANO/ GONZALO ARZA

El 2011, al igual que en los casos de los países árabes de Túnez y Egipto, para Libia ha comenzado de forma convulsa debido a los diferentes enfrentamientos internos en pro de alcanzar una mejor situación social para la población del país.

Antecedentes

El territorio pertenecía a Italia y lo  perdió tras su derrota en la II Guerra Mundial;  su enorme extensión y su escasa población propició que la ONU decidiera otorgarle la independencia a finales de 1951. Constituida en monarquía encabezada por Idris I, sufre un golpe de Estado en 1969 y Muamar al Gadafi se convierte en el nuevo dirigente instaurando un régimen socialista al que denominó Yammahiriya, (estado de las masas), donde el pueblo ejerce la soberanía mediante su participación directa a través del poder popular. Gadafi no ostenta cargo alguno, pero es considerado el “Hermano Guía de la Gran Revolución”.

Los días 15 y 16 de febrero de 2011, unos dos mil manifestantes protestan en la ciudad de Bengasi por la detención de un activista de derechos humanos y contra los gobernantes corruptos. Saif al-islam Gadafi hijo de Muamar, anuncia que va a enfrentar hasta el último de sus hombres contra la revuelta popular iniciada en la ciudad natal de Muamar y que se trasladaba a Trípoli. Afirmó también que Libia se encontraba al borde de una guerra civil, estas últimas declaraciones las realizó el 20 de febreo de 2011.

El 20 de febrero de 2011, Estados Unidos, La Unión Europea y la Liga Árabe pidieron a Muamar el Gadafi el fin de la violenta represión contra los manifestantes, mientras su hijo, Saif al Islam Gadafi, denunció a terceros países de intervenir en las protestas para perjudicar a Libia.

El 21 de febrero de 2011, los manifestantes libios en Trípoli incendiaron la sede central del gobierno libio, el Salón del Pueblo, y el edificio que alberga el Ministerio de Justicia. Por su parte se calcula la muerte de 61 personas ese día en los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y manifestantes en la capital, además varios políticos y militares desertaron poniéndose del lado de los manifestantes en contra de Gadafi, entre ellos el ministro de justicia y la delegación libia en la ONU. Las protestas provocaron un aumento en el precio del petróleo que alcanzaron el precio más alto desde 2008. Muamar el Gadafi aseguró en televisión:

“Moriré como un mártir hasta el final”.

La rebelión popular contra el régimen de Gadafi, que llevaba ya varios días produciéndose, se agravó y se convierte desde este día en un conflicto militar; días más tarde sería calificado por algunos medios como una guerra civil. cuando se informa que la aviación civil leal al régimen ha bombardeado a los manifestantes opositores en la capital Trípoli, causando al menos 250 muertos y que unidades del ejército libio se han sublevado uniéndose a los rebeldes en la ciudad de Bengasi y combatiendo contra las unidades de élite leales al régimen. El mismo día se difunden y después son desmentidas informaciones según las cuales Gadafi habría huido de Libia rumbo a Venezuela.

El 22 de febreo de 2011, el ministtro de interior libio, Abdul Fatah Younis, anuncia su dimisión, se suma a las protestas y reclama la salida del dirigente Muamar el Gadafi, según ha asegurado él mismo en la cadena de televisión  Al Yazira. Ese mismo día Daniel Ortega, el presidente de Nicaragua muestra su apoyo a Gadafi en caso de una guerra armada siendo así el único país del mundo hasta la fecha en apoyar al régimen de Gadafi. El país se acerca más al caos cuando Gadafi amenaza con masacrar a los manifestantes rebeldes en un discurso por televisión, intensificando así la matanza indiscriminada con bombardeos y tiroteos, mientras su hasta ahora Ministro del Interior se une a la revolución contra Gadafi y hace un llamamiento al Ejército a unirse a los rebeldes.

El 23 de febrero de 2011, el ex Ministro de Justicia, Mustafa Abdel Jalil, aseguró que Muamar el Gadafi fue el que ordenó el atentado terrorista de Lockerbie en 1988 que causó la muerte de 270 personas. Algunos pilotos libios desertan para evitar cumplir las órdenes de disparar contra la población civil y son varios los ministros, embajadores y líderes religiosos que abandonan al dictador Gadafi. Se consolida también el control de las fuerzas rebeldes sobre las regiones del este del país y, más unidades de las Fuerzas Armadas se pasan al bando rebelde,; mientras Gadafi y sus leales se atrincheran en Trípoli en una nueva escalada del conflicto.

El 24 de febrero de 2011, Muamar el Gadafi aseguró que las revueltas estaban siendo fomentadas por Al Qaeda, y que Osama bin Laden estaba distribuyendo drogas a los jóvenes libios. La Unión Europea dijo estar preparando una intervención militar en Libia con el fin de evacuar a entorno 5000 ciudadanos que se encuentran en el país. En el conflicto las milicias rebeldes seguían avanzando, derrotando a las fuerzas de Gadafi y conquistando una ciudad tras otra, acercándose a la capital Trípoli, que se fue convirtiendo poco a poco en una ciudad sitiada; además la rebelión , que estaba restringida al este del país, se ha extendido también al oeste de Libia y por eso ahora las fuerzas rebeldes avanzan a la capital en dos frentes desde el oeste y el este. En las ciudades ocupadas por los rebeldes se han formado gobiernos municipales provisionales y en Bengasi ese gobierno local ha nombrado a un oficial de alto rango para que comande a las fuerzas antigubernamentales de la ciudad. Pero Gadafi no da señales de querer rendirse, y por el contrario está concentrando a sus leales en la capital para dar la batalla final, mientras ha enviado tropas a intentar recuperar las ciudades rebeldes del oeste más cercanas a Trípoli librándose sangrientos combates con los alzados. Entre tanto los rebeldes  del este organizan sus unidades bajo un solo comando y se preparan para marchar sobre Trípoli para ayudar a los rebeldes del oeste.

El 25 de febrero de 2011 por la mañana, Gadafi ofreció beneficios económicos a través de la televisión pública, la cual aseguró que cada familia recibirá 500dinares (unos 290 euros) y que los funcionarios públicos obtendrán un aumento de sueldo del 150%. Sin embargo, varios enfrentamientos violentos estallaron en diferentes puntos de la capital poco después del rezo del mediodía. Los leales a Gadafi se enfrentaron a los manifestantes en varios barrios de la capital, algunos de los cuales podrían haber acabado en manod de los opositores, según los mensajes enviados por internautas en Trípoli a través de las redes sociales, Periodistas de la cadena TeleSur, Caracas, (Venezuela) pudo constatar disturbios y enfrentamientos al este de Trípoli y mucho despliegue policial, sobre todo hacia la zona del puerto. Testigos en Trípoli aseguraron a varias agencias internacionales y televisión árabes que las tropas de Gadafi habían abierto fuego contra los fieles que se congregaban en los exteriores de las mezquitas, provocando víctimas mortales. Ya por la tarde, se dirigió a sus seguidores desde la plaza verde diciéndoles que la gente que no le amsba no merecía vivir.

El 2 de marzo de 2011 fuerzas leales a Gadafi intentan recuperar el control de Brega y los líderes de la revuelta hacen un llamamiento para que la ONU apruebe una zona de exclusión aérea. Ese mismo día Gadafi alertó que si la OTAN o EEUU invadía su país se producirían miles de muertos.